Necesario abrir espacios de desarrollo para el crecimiento de jóvenes: Rector IBERO

Lun, 20 Feb 2017
IBERO, Casa Meneses y Amextra realizan "Diagnóstico de los factores que impactan en la participación de los jóvenes del Pueblo de Santa Fe en actividades económicas"
  • Maestro David Fernández Dávalos, Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.
  • Dra. Odette Lobato Calleros, investigadora del Departamento de Ingenierías de la IBERO.

Es un deber de conciencia, un deber moral y una necesidad social ofrecer y abrir espacios de desarrollo para el estudio, empleo y crecimiento humano en condiciones de equidad y de salud social, a las y los jóvenes de México, pues “si no lo hacemos, nos vamos a arrepentir grandemente”, dijo el Maestro David Fernández Dávalos, Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Destacó que ofrecer alternativas de estudio y de trabajo para los grandes conglomerados de jóvenes que han sido marginados por el mercado, por el empleo y por las grandes universidades e instituciones educativas es una de las prioridades en el mundo de la Compañía de Jesús, institución a la cual se encuentra confiada la IBERO.

Al hablar de la violencia, tras la presentación de un diagnóstico sobre los jóvenes del Pueblo de Santa Fe, el Rector comentó que en países como Holanda se están cerrando las cárceles porque no hay presos. Y al comparar a los habitantes de esa nación europea con los de México aseveró que compartimos la misma condición humana, y que los holandeses no son mejores que los mexicanos, ni a nosotros nos da por ser pecaminosos y matarnos unos a los otros.

“El tema es un asunto de condiciones estructurales que fomentan la violencia, el consumo dañino de las drogas, el desempleo, etcétera. Y son precisamente esas condiciones las que tenemos que ir cambiando efectivamente para que no tengan que haber prisiones”.

Por eso, manifestó su esperanza de que la alianza existente entre vecinos del Pueblo de Santa Fe y la IBERO, a través del Centro Ernesto Meneses, pueda ir poniendo las condiciones sociales para que no se multiplique la violencia “para que podamos tener una convivencia civilizada y podamos encontrar modos de que los muchachos y las muchachas puedan crecer humanamente”.

Diagnóstico de jóvenes del Pueblo de Santa Fe

Uno de los proyectos derivados de esa alianza fue el estudio exploratorio cualitativo "Diagnóstico de los factores que impactan en la participación de los jóvenes del Pueblo de Santa Fe en actividades económicas, desde un enfoque participativo y sostenible", realizado por académicos, alumnos de la IBERO de posgrado y de licenciatura -como parte de su servicio social-, y Amextra Consultores.

Como investigadoras responsables participaron, por parte de la Universidad Iberoamericana, la Dra. Odette Lobato Calleros; y por parte de Amextra, las maestras Ana Ruiz y Verónica Vera.

El propósito de la investigación fue detectar y analizar qué obstaculiza el empleo, el autoempleo, el emprendimiento convencional y el emprendimiento social de los jóvenes de esta zona del poniente de la Ciudad de México.

La investigación desarrolló un diagnóstico con base en un modelo urbano local, elaborado desde una perspectiva participativa y sostenible, sobre los factores  que facilitan o dificultan la inserción de los jóvenes, de una comunidad urbana de un nivel de marginación bajo, en actividades económicas.

El estudio recabó la opinión de los habitantes del Pueblo de Santa Fe sobre los factores que permiten la inserción en actividades económicas de los jóvenes de 15 a 29 años de edad en situación vulnerable, y las actividades que incrementan el nivel de sustentabilidad e inclusión en su comunidad.

Tras concluir esta primera etapa del estudio, se determinó que existen tres ejes de interés para la comunidad del Pueblo de Santa Fe: la participación de los jóvenes en actividades económicas, la promoción de conciencia ecológica y la disminución de la violencia.

Para el primer punto, la participación de los jóvenes en actividades económicas, se detectó que la obstaculizan: la falta de experiencia, la discriminación social, la poca oferta de trabajos atractivos y el desinterés sobre los trabajos. Como factores que ayudan se sugirió: impartir talleres, contar con el apoyo familiar, tener una ley que apoye a los jóvenes, flexibilidad en los trabajos para poder estudiar, invertir en proyectos para jóvenes y aprovechar la visión de los mismos.

La promoción de conciencia ecológica es obstaculizada por: falta de cultura, falta de presupuesto, mala logística de la recolección de basura y poca disposición para cambiar hábitos. Para el cuidado ecológico puede ayudar: crear y promover campañas de limpieza, tener más contenedores de basura, fomentar la separación de basura, hacer campañas de educación ambiental y reciclar.

Y la disminución de la violencia es obstaculizada por: indiferencia en los profesores hacia los alumnos, falta de confianza en los padres, falta de claridad de las consecuencias de la violencia, falta de autoridad y las adicciones. La violencia puede combatirse a través de: el contacto con personas que sean buenos ejemplos para los jóvenes, el diálogo con los alumnos, vigilar lugares con probable consumo de drogas y eliminar que la violencia sea un rol social heredado.

Esos tres ejes de interés para la comunidad del Pueblo de Santa Fe están unidos y requieren apoyarse por igual de manera integral y con propuestas realistas como: talleres de capacitación para el trabajo y emprendimiento, la creación de una campaña de limpieza y talleres para la no violencia. En este sentido, la Universidad Iberoamericana Ciudad de México funge como un actor estratégico que tiende puentes entre los jóvenes y el futuro de su comunidad.

En la siguiente etapa de este estudio cualitativo participarán investigadores del Departamento de Físicas y Matemáticas y el Departamento de Ingenierías, quienes realizarán los análisis estadísticos correspondientes. Asimismo, este proyecto ha sido seleccionado por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (Equide) de la IBERO, para ser apoyado con fondos en su nueva etapa.

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM


COMPARTIR: