México pudiera no estar identificando niños migrantes que necesitan protección internacional

Mié, 28 Jun 2017
La IBERO es sede de la ‘Consulta global de expertos. Violencia contra la niñez en movilidad: del continuum de violencia al continuum de protección’
  • Mtro. David Fernández Dávalos, Rector de la IBERO.
  • Autoridades que presidieron la apertura de la consulta.
  • Asistentes a la "Consulta global de expertos. Violencia contra la niñez en movilidad".

La Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) pudiera no estar identificando correctamente a niñas y niños migrantes, acompañados y no, que al estar en situación de especial vulnerabilidad necesitan protección internacional, señaló el maestro David Fernández Dávalos, Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

“Cuando vienen en familia, por ejemplo, y el padre o la madre presentan una solicitud para ser reconocidos como refugiados, el personal de la COMAR no necesariamente entrevista a las y los niños, aun cuando la entrevista del padre o la madre, o a raíz de su entrevista, se advierte que quien requiere protección son los niños justamente; por ejemplo, un adolescente o niño que huye de las maras. Pero a los niños y adolescentes esta situación no se les considera, y entonces no se les da refugio”.

En este contexto, el Rector dijo que la Universidad Iberoamericana, sus programas de Derechos Humanos (PDH) y de Asuntos Migratorios (Prami) consideran importante que en México se establezcan y cumplan protocolos de actuación (construidos con participación de la sociedad civil) para proteger los derechos de la niñez en movilidad; se haga efectiva la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes; y se garantice el acceso de esa población, incluyendo la migrante, a los mecanismos de protección de una manera integral y eficaz.

Dijo que el interés de la IBERO es colaborar con distintos actores, incluyendo agencias de Naciones Unidas y organizaciones de la sociedad civil, para  “impulsar que niñas y niños en movilidad gocen de todos sus derechos, independientemente de que atraviesen fronteras o puedan eventualmente desoír algunos reglamentos”.

Así se expresó el Mtro. Fernández Dávalos en el primer día de actividades de la "Consulta global de expertos. Violencia contra la niñez en movilidad: del continuum de violencia al continuum de protección", organizada por la IBERO (a través del PDH y Prami) y la Oficina de la Representante Especial del Secretario General de la ONU sobre la Violencia contra la Niñez (SRSG-VAC); en estrecha colaboración con la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

La consulta global, junto con la "Consulta regional de expertos y expertas sobre la observación general conjunta del Comité de Trabajadores Migratorios y sus Familias, y el Comité de los Derechos del Niño sobre Derechos de las y los Niños en Movimiento", que también se realiza en la IBERO, “son fundamentales para nuestra Universidad y para el énfasis que queremos dar al tema de los derechos humanos en su operación cotidiana”, destacó Fernández Dávalos.

El interés particular de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, que reafirma al alojar ambas consultas, es contribuir con el informe que la SRSG-VAC elaborará sobre la violencia contra las niñas y los niños en movimiento, y abrir a los comités mencionados un espacio en el que puedan recabar insumos para la observación general conjunta que están redactando sobre los derechos de las y los niños en movimiento.

En la apertura de la "Consulta global de expertos. Violencia contra la niñez en movilidad: del continuum de violencia al continuum de protección" acompañaron al Rector, en la mesa del presídium: Marta Santos Pais, representante Especial del Secretario General sobre Violencia contra los Niños; Jan Jarab, representante en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos; Mónica Darer, asesor de Protección Regional de UNICEF LACRO (Oficina Regional para América Latina y el Caribe); y Ana Belén Anguita Arjona, oficial regional senior de ACNUR.  

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM


COMPARTIR: