Asteroide Bennu: ¿El armagedón de la Tierra del siglo XXII?

Mié, 14 Sep 2016
Por: Dr. Alfredo Sandoval Villalbazo, académico del Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI)
  • El asteroide Bennu (Foto: uanews.arizona.edu)

• OSIRIS-REx: una misión espacial diferente

El 8 de septiembre de 2016, la NASA lanzó al espacio la astronave no tripulada OSIRIX-REx,  la cual realizará una misión de siete años para obtener muestras e información astrofísica del asteroide Bennu.

Los trabajos a realizar harán posible concluir sobre la posibilidad de que Bennu represente   una amenaza a  la vida en nuestro planeta durante los siguientes 200 años. Adicionalmente, las muestras a recolectar enriquecerán sustancialmente nuestros conocimientos sobre aspectos fundamentales de astrobiología y de minería espacial.

Por su tamaño y peso, Bennu se encuentra clasificado como objeto potencialmente peligroso para la Tierra. En el año 2035, el asteroide se encontrará más cercano a nuestro planeta que la Luna, y existirán  posibilidades nada despreciables de que colisione con la Tierra entre los años 2175 y 2199.

La probabilidad de este catastrófico evento se estima en 1/2700, una cifra significativamente más alta que la correspondiente a ganar la lotería o morir en un accidente de aviación (nota al pie 1). Estos pronósticos podrían ser más alarmantes debido a perturbaciones gravitacionales y a fenómenos relacionados con la absorción y emisión de energía solar por parte del asteroide.

El efecto Yarkovsky corresponde a la emisión nocturna del calor absorbido durante el día, lo que da lugar a un pequeño impulso capaz de alterar significativamente aspectos de la trayectoria de un asteroide (nota al pie 2). Las intensidades de este efecto no pueden establecerse con base en instrumentos situados en la Tierra, pero podrán ser determinadas por la misión OSIRIS-REx. Esta importante información podrá ser obtenida con certeza en octubre de 2018.

La misión tendrá su punto culminante en julio de 2020. En dicho periodo, una cápsula robótica enviada desde la astronave aterrizará en la superficie de Bennu y durante unos cuantos segundos recolectará entre 60 gramos y dos kilogramos de material, que podrá ser analizado en laboratorios terrestres en el año 2023. En las muestras se priorizará la posible identificación de  componentes esenciales para la vida, tales como azúcares y aminoácidos. Paralelamente se buscan materiales de alto valor comercial (como el platino), lo que iniciará formalmente la era de la minería en asteroides.

Es interesante observar que el punto de aterrizaje de la cápsula robótica será seleccionado cuando la astronave se encuentre cerca de Bennu. La topografía del asteroide será establecida con todo detalle por OSIRIS-REx, no sólo para comprender contrapartes extraplanetarias  de  procesos geológicos, sino también para determinar puntos apropiados para realizar minería. 

Eventualmente, si el asteroide resulta de muy alto peligro para la Tierra en el siglo XXII, la información podría ser utilizada para ejecutar indispensables maniobras defensivas como la mostrada en la película Armageddon (1998).

Ésta no es la primera ocasión en la cual la tecnología humana hace posible la recolección de muestras de un asteroide. La astronave japonesa HAYABUSA (halcón peregrino) logró recolectar muestras del asteroide Itokawa en el año 2005, permitiendo la realización de  análisis en laboratorios terrestres cinco años después.

En este contexto, la misión OSIRIS-REx debe cumplir objetivos más ambiciosos. Por sus siglas en inglés, el acrónimo asociado con la deidad egipcia se relaciona con los orígenes de la vida y la seguridad de nuestro planeta. El nombre del asteroide  también  corresponde con la mitología egipcia, ya que por su forma se asemeja a una garza que acompaña espiritualmente a Osiris y se identificaba con el Sol y con la muerte. El desarrollo de esta nueva misión de la NASA merece ser seguida con atención, pues presenta características inéditas en el ámbito de la exploración espacial.

1 N. Drake, "10 Things to Know About NASA's Mission to Taste an Asteroid", National geographic news (2016), en la dirección electrónica:
http://news.nationalgeographic.com/2016/09/ten-things-to-know-nasa-mission-asteroid-osiris-rex-bennu/
2  Una descripción amplia del Efecto Yarkovsky puede encontrarse en el portal oficial de la misión espacial:  http://www.asteroidmission.org/qa


COMPARTIR: