#ANÁLISIS Identifican riesgos para México debido al cambio climático

Mar, 14 Nov 2017
Modelos predicen que se multiplicarán ondas de calor potencialmente mortales en varios estados del país
  • (Imagen: pixabay.com).
  • Figura 1: Regiones particularmente vulnerables a ondas de calor en el año 2050. En la imagen se muestra el escenario en el cual no se ejercen medidas significativas para control de emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Figura 2: Número de días fuera de la región de supervivencia en Playa del Carmen proyectados al año 2050, considerando un escenario optimista. El modelo predice 5 meses al año por encima del umbral.
  • Figura 3: Proporción de humedad y temperatura asociados a ondas de calor en Playa del Carmen en el año 2075, usando RCP26 (mitigación débil, escenario pesimista). Los puntos en rojo representan días fuera de la región de supervivencia.
Por: 
Dr. Alfredo Sandoval Villalbazo, coordinador del Programa de Servicio Departamental de Física del Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Investigador Nacional Nivel II (SNI)

Las funciones termorreguladoras del cuerpo humano no pueden desarrollarse adecuadamente más allá de un cierto umbral temperatura-humedad. Un aire excesivamente húmedo impide sudar en tasas suficientemente altas para mantener estable a nuestro organismo. Adicionalmente, las altas temperaturas pueden producir efectos mortales en la mayoría de los seres vivos, principalmente por deshidratación. 

En este contexto, los cambios ambientales debidos a la acción humana están generando un alarmante aumento en la frecuencia del número de días al año en los cuales el umbral de supervivencia humana está siendo superado.

Las proyecciones referentes a los efectos de las ondas de calor se basan en modelos que integran las interacciones entre atmósfera, océanos, continentes, hielo y biósfera para predecir climas regionales y globales a lo largo de las siguientes décadas.1 Al aplicarse estos conceptos al análisis de ondas de calor en distintos puntos del planeta se obtienen resultados preocupantes. En apenas treinta años, una amplia franja del planeta resentirá los efectos de calor excesivo (ver figura uno). 

En territorio nacional, los estados mexicanos de Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas, Guerrero y Oaxaca se verán especialmente afectados.

Para ilustrar estos hechos se tomará el ejemplo de Playa del Carmen, en el Estado de Quintana Roo. En 1990, las anomalías climáticas asociadas a ondas de calor en este popular destino turístico apenas alcanzaban 12 días al año. Durante 2017, la cifra ha alcanzado los 80 días y se proyectan al menos 151 días rebasando el umbral de supervivencia para el año 2050 (ver figura 2). 

Esto implica que durante cinco meses al año se requerirán importantes recursos adicionales para mitigar efectos potencialmente mortales vinculados con ondas de calor. Esto, a su vez, impactará fuertemente a la economía de la zona. No menos importante es el hecho de que este tipo de cambios en las condiciones climáticas pueden producir un 'efecto dominó' sobre los ecosistemas y sobre la agricultura de toda la península de Yucatán.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas, el ritmo actual de control de emisiones de bióxido de carbono es aún insuficiente para alcanzar las metas de los acuerdos de París.2

Si estos objetivos sólo son alcanzados de manera parcial, para el año 2075 el panorama en regiones como Playa del Carmen será muy complicado. En dicho escenario se tendrían 197 días al año por encima del umbral de supervivencia, con niveles de humedad superiores a 80% durante la mayor parte del año (ver figura tres). Estas inclementes condiciones estarían presentes en toda la península de Yucatán y también en otros populares destinos turísticos como Puerto Escondido, Oaxaca.

En el caso de México es muy importante realizar constantemente estudios sobre los efectos del cambio climático. La comprensión plena de estos fenómenos es indispensable para que la sociedad mexicana pueda establecer estrategias de prevención y mitigación ante un panorama que sin lugar a dudas revestiste importantes retos para el país.

Referencias:
Los fundamentos necesarios para establecer los mapas de zonas de riesgo por ondas de calor se encuentran en el artículo: C. Mora, et al, “Global risk of deadly heat”, Nature Climate Change 7, pp 501-506 (2017). Los mapas interactivos son gratuitos y se puede acceder a ellos en la dirección electrónica: https://maps.esri.com/globalriskofdeadlyheat/ 

A. Sandoval-Villalbazo, “Estrategia actual contra cambio climático es insuficiente”, Prensa Ibero, 2 de noviembre de 2017. http://ibero.mx/prensa/estrategia-actual-contra-cambio-climatico-es-insu...


COMPARTIR: