Pedagogo brasileño propone olvidar el método científico, para escuchar y aprender sirviendo a la comunidad

Lun, 16 Abr 2018
El Dr. Ulisses Araujo imparte en la IBERO el curso ‘El design thinking y la cultura maker como herramientas para el trabajo en aprendizaje-servicio’
  • Dr. Ulisses Araujo, pedagogo brasileño.

Los académicos y estudiantes universitarios que pretenden ayudar a habitantes de comunidades a resolver sus problemas tienen que olvidar el método científico, y optar por escuchar a aquellos a quienes tienen la intención de apoyar, consideró el Dr. Ulisses Araujo, pedagogo brasileño.

Así lo dijo el catedrático de la Escuela de Artes, Ciencias y Humanidades de la Universidad de Sao Paulo (Brasil), en el curso ‘El design thinking y la cultura maker como herramientas para el trabajo en aprendizaje-servicio’, que impartió en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, por invitación de su Departamento de Educación.

En la perspectiva del aprender-haciendo, el curso incluyó prácticas que llevaron a los participantes a comprender cómo las nuevas arquitecturas pedagógicas pueden ser importantes para el trabajo en aprendizaje-servicio, promocionando el protagonismo y la autonomía de las personas y/o comunidades en que se desarrollan las actividades de servicio, en la búsqueda de soluciones para problemas locales. 

Aprendizaje basado en problemas y proyectos, design thinking, la cultura maker y el uso de nuevas tecnologías son algunas de las metodologías que fueron empleadas en el curso, en el que los participantes tuvieron que desarrollar, en grupos, prototipos de soluciones para problemas identificados en el mundo real.

Entrevista 

Al final de la capacitación que impartió, Araujo, director Científico del Núcleo de Investigaciones en Nuevas Arquitecturas Pedagógicas de la Universidad de Sao Paulo, fue entrevistado, y esto fue lo que dijo:

¿Cuáles son algunas de las nuevas arquitecturas pedagógicas que usted propone utilizar?

La propuesta de las nuevas arquitecturas pedagógicas es reinventar la educación, la escuela y la universidad, a partir de tres dimensiones complementarias: los contenidos de la educación, los métodos de la educación y la forma de relación entre profesores y alumnos. 

Si hablamos de formas, la manera de reinventar la educación es por medio de las ‘metodologías activas de aprendizaje’, de las cuales las principales son: el aprendizaje basado en problemas, el aprendizaje basado en proyectos, el design thinking, el aprendizaje-servicio y la cultura maker; todas éstas ayudan a reinventar la escuela.

¿Cómo se aprende a través del servicio a una comunidad específica?

Ese es el tema que trabajamos en este curso. Es una integración de la relación entre el aprendizaje-servicio, que es exactamente como esta Universidad (IBERO) quiere trabajar con la comunidad. 

Ese aprendizaje-servicio se articula en los profesores y los alumnos por medio del design thinking, a través del cual aprenden a escuchar los deseos y necesidades de la comunidad, y a partir de esa escucha crean soluciones innovadoras. 

A partir de ahí, con la cultura maker, construyen soluciones innovadoras para los problemas que ha dicho la comunidad que le gustaría solucionar. Es decir, que no es desde el punto de vista de la universidad, los profesores o sus alumnos, porque si ellos determinan cuál es el problema de la comunidad, muchas veces van a proponer una solución que no es la que la comunidad quiere.

Pero si se elige un problema escuchando a la comunidad, a las personas de ahí, se va a buscar una solución que sea coherente con lo que la comunidad necesita y desea; ese es el cambio del que estamos hablando.

¿Buscar esa solución implica también utilizar los conocimientos propios de la gente de la comunidad, no sólo los de los universitarios?

Exacto, por eso es más un diálogo. En la formación que dimos en este curso hablamos de que el primer paso es ir a la comunidad y crear un ambiente de empatía, o sea, las personas de la universidad no van para hacer diagnósticos o hacer encuestas; sino que van a hablar, a platicar con las personas de la comunidad. Oyen, hablan y observan la situación; y claro, con esto, cuando se trabaja la solución, muchas veces es la comunidad la que tiene la solución.

¿Qué otra cosa le enseñó a los académicos de la IBERO en este curso?

El tema más importante y difícil del que hablamos fue el cambio de mentalidad, el cambio de paradigma. Algo que resulta chocante es  que para empezar a hacer el design thinking, y desarrollar este tipo de escucha, debemos olvidar el método científico, el de hacer encuestas, de hacer diagnósticos con toda una metodología, con preguntas cerradas; lo que tenemos muy adentrado en nuestra mentalidad.

Cada persona debe pensar en limpiar su mente para observar y crear empatía con las personas de la comunidad. Ese es un cambio muy difícil para las personas, porque estamos aculturados con el método científico tradicional, de que debemos recoger datos académicos y encuestas con preguntas cerradas; y eso se hace después, pues el primer contacto es la escucha, y no estamos acostumbrados a esto. Creo que esto es un cambio importante que debe ser considerado en las nuevas herramientas para el trabajo en aprendizaje-servicio.

Texto y foto: PEDRO RENDÓN/ICM


COMPARTIR: