Halterofilia IBERO: Una disciplina de fuerza y técnica

Vie, 6 Oct 2017
El equipo representativo de nuestra casa de estudios está formado por nueve mujeres y hombres
  • (Pedro Rendón/IBERO).
  • (Pedro Rendón/IBERO).
  • (Pedro Rendón/IBERO).
  • (Pedro Rendón/IBERO).
  • (Pedro Rendón/IBERO).

Imagínate cargar 160 kilos de peso sobre tu cabeza; eso es lo que levanta en envión el halterofilista más fuerte de la IBERO; o 120 el que más eleva en arranque; ambos entre los hombres. Y las mujeres, desde luego, también tienen su poder, y nada de sexo débil, pues las más fuertes son capaces de mover 50 y 37 kilos, respectivamente, algo nada despreciable.

Pero la halterofilia no es sólo un deporte que impresiona por la fuerza de quienes la practican y su facilidad para levantar mucho peso, ya que igualmente se requiere de mucha explosividad y de flexibilidad para realizar un buen levantamiento.

Además, se desarrolla el aspecto mental, pues muchas veces se cuenta con la fuerza para levantar un peso, pero si se carece de la decisión de levantarlo no se va a poder; entonces hay que convencerse a uno mismo de que es posible.

Desde el semestre pasado (Primavera 2017), la IBERO tiene un equipo de halterofilia, mismo que empezó con dos atletas, luego tres y actualmente tiene nueve, entre ellos varias mujeres; las que entre otras cosas han encontrado en esta disciplina la forma adecuada para aumentar la potencia de sus piernas.

Una sesión de entrenamiento se centra en los dos principales movimientos de competencia: arranque y envión; así como en variaciones de esos movimientos y en mucho ejercicio accesorio para espalda, abdomen y articulaciones.

Lo anterior, aunado a una buena técnica y a no levantar más peso del que el o la practicante puede, ayudará a evitar lesiones. Asimismo, se debe seguir la planificación del ciclo de entrenamiento que se hace con meses de antelación, o sea, no se puede llegar cualquier día y decir: “Hoy me siento bien, voy a ver cuánto puedo levantar”; sino que de antemano, cada halterofilista espera levantar ciertas marcas y con base en éstas trabaja diario con porcentajes. Por ejemplo, un día pesado levantará 80%; porque eso es lo que le corresponde hacer.

No obstante su reciente creación, el equipo de halterofilia de la IBERO se prepara para presentarse en noviembre en una competencia en la UNAM; y otra a principios de diciembre en San Luis Potosí, ésta a nivel nacional.

Ricardo Zamora, Anisa Puebla, Elisa Aguirre, Emiliano Toscano, Federico Navarro, Mauricio Fernández, Alejandro Stein, Jorge Stein y Alejandra Guízar, integran el equipo de halterofilia de la IBERO; un deporte increíble donde con dedicación y constancia en poco tiempo se aprende mucho.

Pedro Rendón/ICM


COMPARTIR: